AUNAR >> Corporación Universitaria Autónoma de Nariño Villavicencio
Estudia por pasión, Soy Aunar

Talento Humano – Quiénes Somos

La Familia Aunar
Son todos los colaboradores de la Familia AUNAR quienes logran que cada día la universidad sea mejor. Nuestro crecimiento obedece al resultado de un equipo de trabajo, donde cada integrante disfruta lo que hace y trabaja con pasión. Para Talento Humano, la llegada de cada colaborador es el comienzo de una historia, por eso, tratamos que desde sus inicios en la institución descubran un mundo lleno de oportunidades, e inmediatamente se sientan parte de ella. Sabemos que nuestros colaboradores harán un trabajo fundamental para alcanzar todos sus logros y nosotros estamos aquí para acompañarlos. En esta familia somos conscientes que nuestro trabajo es el reflejo del desarrollo de nuestro país y así mismo, sabemos que nuestro actuar influirá por siempre en la vida de personas y profesionales que se están formando, por eso cada cosa que hacemos, la realizamos con amor, respetando los valores de nuestra comunidad y tratando de dejar un legado en cada vida. Para lograr todo esto, desde Talento Humano tenemos programas que buscan el desarrollo de nuestros colaboradores, los cuales incluyen procesos de capacitación, investigación, bienestar, entre otros.

LA VERDAD: La verdad, es la puerta de entrada a un mundo nuevo y mejor con el cultivo del conocimiento, los seres humanos vivimos en una continua búsqueda de verdad en el interior de cada uno en el cosmos y en las diversas realidades del entorno. La AUNAR reafirma su compromiso con la verdad cultivando el conocimiento y trascendiendo los criterios del utilitarismo, la ciencia, la cultura y el ser humano mismo muchas veces encerrado en su interior.

LOS IDEALES: “AUNAR”, consciente de que los ideales son el deber ser y su opción por la vida y la verdad, desde los principios que la rigen, adquiere el compromiso de contribuir a enaltecer los ideales de la comunidad universitaria para que cada persona los integre a su proyecto de vida otorgando el sentido que corresponde.

LA ESPERANZA: Es construir camino y tener la certeza que en él dejamos nuestra huella, la cual abre una posibilidad a quienes vienen detrás de nosotros, para formar un mundo mejor. La esperanza es la capacidad de confiar en sí mismo y en los demás, es no desfallecer y mantener la fe en eventos de crisis, es creer firmemente en nuestra capacidad de auto-realización humana.

LA CONFIANZA: Promover   un   clima   de   confianza   reafirma   nuestra   identidad   y fortalece la capacidad de tener ideales y conciencia a nivel colectivo. El ser humano debe comprometerse con cada ser humano con el cual  interactúa  y  construir  un  clima de  confianza,  apoyo  y  credibilidad  en  todos  los  ámbitos,  personal,  familiar, profesional  y  social.  Es decir, sentirnos comprometidos con la  

humanidad, con compromiso moral y una postura ética definida y consecuentes frente a la realidad.

LA JUSTICIA: La justicia parte de principios éticos universales que conducen al reconocimiento de la igualdad en esencia de todos los seres humanos. El desarrollo moral más elevado de una persona es su sentido de justicia, se alcanza cuando el pensamiento, el sentimiento y la actuación tienen su verdadero centro de acción es la dignidad de la persona y el bien común.

LA PAZ: Como comunidad universitaria nos sentimos comprometidos en promulgar la paz en el amor convertido en convivencia.  Es el resultado de un amor constructivo traducido en tranquilidad, armonía verdad, justicia, perdón y tolerancia. Juntos podremos construir un mundo de armonía, de convivencia pacífica para construir distintas maneras de encontrarnos, entendernos, continuar creciendo por el camino de la paz, el diálogo, el reconocimiento de las diferencias y el derecho a la réplica y a la contrastación. ()